fbpx

Si quieres iniciar tu bola de nieve de deuda y con determinación. Te recomendamos éstos consejos probados para que desde el comienzo tus pagos sean una verdadera avalancha:

1. Pedacería de oro. Sin duda has de tener una buena cantidad de cadenitas y pulseras de oro que ya no te pones. En la joyería también pasa la moda. Todos tenemos medallitas, anillos y cadenas que ya no nos ponemos. Llévalo todo junto a un joyero respetable y que te lo pesen.  En la mayoría de los casos te pagan en efectivo y en el momento.  Trata de ir por lo menos a cotizar en dos joyerías.  Y si ya te pagaron o te van a pagar, asegúrate de ir derechito de la joyería al banco para que todo ése dinero se traduzca en un pago adicional a tus tarjetas de crédito y demás deudas.  Existe una compañía que te ofrece la posibilidad de hacer una «Gold Party» en tu casa y el valudador te pesa tu oro y te paga en el momento.

2. Teléfonos celulares y electrónica. Hay gente que se resiste a tirar a la basura sus aparatos descompuestos.  He visto personas que tienen hasta 5 licuadoras descumpuestas en su cocina.  Mi recomendación es que las tires a la basura para que no sean energía que está estancada.  Sin embargo, si las llevas a un negocio donde se dedican a arreglarlas tal vez te den algo por ellas.  Seguramente al que arregla licuadoras le van a servir mas las refacciones que a tí.  Tal vez le cambies todas las licuadoras descompuestas por el pago del arreglo de una de ellas.  Un síntoma inequívoco de tener una pobre inteligencia financiera es el no quere desprenderse de las cosas descompuestas.  Aspiradoras? Lavadoras? Con un poco de creatividad e ingenio puedes convertir todo eso en dinero para que tu avalancha de pagos empiece a crear momentum.  En cuanto a los celulares: Los teléfonos y sus cargadores valen mas de lo que crees. No los malvarates en una venta de garage. Llévalos a un negocio especializado.  Muchos de los aparatos contienen plata y oro. Llévalos a donar a lugares donde te puedan dar un recibo deducible de tus impuestos.

3. Vasijas, lámparas y alfombras orientales. Todos hemos visto ésos programas de televisión donde las personas presentan sus antigüedades a los especialistas.  Mas de una vez los participantes se han llevado grandísimas sorpresas.   Si tienes un florero o lámpara y sospechas que puede tener un cierto valor, llévalo con un valuador.  Siempre te van a pagar mejor las personas que reconocen lo que valen las cosas que tu vecino. Si pones el florerito a la venta en  $1.oo en la venta de garage, te aseguro que éso es lo que vas a recibir por él.  Nunca subestimes el valor de los objetos antiguos.  Aunque no sean de tu gusto.   Te imaginas que en tu casa se encuentra un artículo que era de un familiar y que ahora vale lo sufiente para pagar una o todas tus deudas?  Hay coleccionistas de todo y para todo. A veces una foto digital enviada por email, es suficiente para que un experto te dé su punto de vista.

4. Posters, cartelones, catálogos y revistas: Tal vez tengas en tu poder una revista o catálogo que puede tener un gran valor para un coleccionista.  Si están en impecable estado de conservación van a valer mucho más.  Lo más probable es que no, pero uno nunca sabe.  Si tienes una revista que por su contenido o edad puede vale más, llévala a los lugares donde las personas se dedican a intercambiarlas.  No se la muestres al encargado, busca revistas similares y de la misma edad y pregunta cuánto valen.  Ojalá te lleves una sorpresa.  Pero éso si, asegúrate que ése dinero va a ir inmediatamente a ser usado para tu bola de nieve de deuda.

Para terminar un último consejo:  La gran mayoría de las personas ricas que conozco no tiene sus casas llenas de cosas descompuestas e inservibles.  Cada vez que te desprendas de algo para venderlo o tirarlo a la basura, repite ésta afirmación positiva:  Este ( nombre del artículo) me dió su servicio y fué útil para mí. Lo transfiero a alguien a quien le puede servir más que a mí y dejo un espacio abierto para que a mí me llegue otro muy pronto y de mejor calidad».

 

Te gustaron estos consejos?  Estoy ansioso de saber qué te parecieron y cuál ya pusiste en práctica.  Puedes dejar tus comentarios abajo de éstas líneas donde dice RESPONDER.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *